jueves, 20 de agosto de 2015

Un festival legendario.

   El pasado mes de Agosto asistimos a uno de los mejores festivales de España. En este artículo os contaremos nuestra experiencia durante la semana que pasamos en Villena disfrutando de la música, el ambiente, la gente y la cerveza. Nuestra intención a partir de ahora es ir comentando un poco en futuros artículos las diferentes confirmaciones de grupos para la próxima edición, el Leyendas del Rock 2016, y animaros a que vengáis y os lo paséis bien y disfrutéis con el Rock con todos nosotros:


   En la edición especial número 'X' pasaron muchas cosas, algunas mejores que otras pero, al final, el Leyendas del Rock X fue un exitazo y disfrutamos como nunca. Nosotros fuimos con la idea de ver a unos cuantos grupos y a muchos o bien los conocíamos poco o no habíamos escuchado más de una canción, pero bueno, esto forma parte de ir de festival y ya hablaremos de esto más adelante. El cartelazo del 2015 fue este: 


   La organización del festival fue muy buena en casi todos los aspectos. Respecto a los horarios siempre hay quejas, pero hacerlo de manera que todo el mundo esté contento es imposible. Al final es probable que tengas un par de solapes y la dura tarea de elegir entre dos grupos, esperamos que no te pase como a nosotros. El recinto del festival es amplio y cómodo (es casi todo zona de césped) y cuenta con una amplia oferta de comidas (la pizza que vendían era una delicia) y puestos de música, púas, camisetas, etc.


   En cuanto a la zona de acampada, está muy bien que se incluya en el precio del abono. Nosotros ya hemos ido dos años y estamos deseando repetir este. Las duchas son cómodas de usar, limpias y frías como el demonio (esto al final no es un problema, ayuda muchísimo a despejarte por la mañana y a quitarte la resaca de un plumzo). El único punto negativo es la carencia de sombra. A las doce de la mañana el sol pegaba fuerte y hacía mucho calor.

   También hubo un día de aventura. El tercer día de festival sufrimos una pequeña tormenta: un fuerte viento y un poco de lluvia. Aquí tenemos que lamentar la muerte de nuestro valiente toldo, su sombra nos protegió del sol y nos proporcionó una agradable zona de sombra y frescor. Tendremos que comprar otro para el año que viene o usar el ingenio, pero tenemos muy claro que volveremos a la zona de acampada. Eso sí, esperamos que este año la organización si facilite zonas de sombra.


   En definitiva: ir al Leyendas del Rock vale mucho la pena, sobretodo por los grupos o gente que no conoces. Esto puede sorprender, pero al final las mejores sorpresas son las que no esperas y, créenos, te llevarás unas cuentas. Por lo que, desde esta web, te animamos a ir la próxima edición del Leyendas del Rock y a leer estos artículos:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar guapo/a!